REPERTORIO


Cantigas nº 1 y nº 2
de Alfonso X El Sabio

EL AUTOR

Alfonso X El Sabio

(Toledo, 1221 - Sevilla, 1284).

Rey de Castilla y de León. Era hijo primogénito de Fernando III, a quien sucedió en 1252. Ya como infante realizó importantes labores, como la conquista del Reino de Murcia (1241) o la paz con Jaime I de Aragón, que conllevó el matrimonio de Alfonso con su hija Violante. El reinado de Alfonso destacó en el orden cultural; por ejemplo, puede datarse en su época la adopción del castellano como lengua oficial. Reunió en su corte a sabios y eruditos de las tres religiones peninsulares (cristianos, musulmanes y judíos), creando escuelas de investigadores y traductores en Murcia, Sevilla y, especialmente, Toledo; su labor ayudó a transmitir al Occidente cristiano importantes elementos de la cultura oriental y de sus raíces clásicas (traducción al castellano de la Biblia, el Corán, el Talmud, la Cábala, Calila y Dimna…). El propio rey dejó una abundante obra escrita, tanto literaria (Cantigas de Santa María) como histórica (Crónica general, Grande e General Estoria) y científica (Libros del saber de astronomía, Lapidario…).


ENLACES

Páginas sobre el autor

Sobre las cantigas

Más sobre esta obra


 
Cuatro códices recogen y transmiten este monumento de la lírica hispánica religiosa. Dos de ellos se conservan en la biblioteca de El Escorial, el tercero está en la Biblioteca Nacional de Madrid y hay un cuarto en la Biblioteca Nacional de Florencia. Éste último carece de notación musical. Uno de los de El Escorial es conocido como Codice Princeps, por la perfección de su notación y de su caligrafía. Además, incluye multitud de miniaturas que permiten conocer mejor los instrumentos de la época.

La escritura es mensural, lo cual facilita la interpretación del ritmo, aunque muchos musicólogos se inclinan por el ritmo libre o variable. El contenido de las cantigas de Santa María está mayoritariamente compuesto por narraciones de los milagros de la virgen en verso, aunque están salpicadas por medio centenar de piezas en las que no se narran milagros. La lengua utilizada no es el castellano, aún incipiente, sino el galaico-portugués, más querido por el rey músico por su probada eficacia poética y lírica. La inmensa mayoría tienen la forma de cantiga con refrán, relacionada con el zejel árabe. Aunque también hay virelais y villancicos.

La tradición presenta al rey Alfonso X el Sabio, como el autor de estas cantigas, pero es más probable que aun siendo autor de algunas, su papel fuera principalmente el de inspirador y alma mater.


OTRAS OBRAS
©2004 Orquesta de Pulso y Púa de Tudela de Duero